Pudo experimentar en primera persona los cambios que se han producido en los coches de 2017.

Sébastien Loeb volvió al volante de un Citroën del Mundial de Rallies, aunque esta vez, fue especial. El nueve veces campeón del mundo del WRC no se montaba a un coche de la firma francesa desde que en el 2015 puso fin a sus participaciones ya esporádicas en el Mundial con una octava plaza en el Rally de Montecarlo.

El test se realizó en carreteras de asfalto francesa, precisamente para que el nueve veces campeón pueda tratar de ayudar en la evolución del coche de cara al Rally de Alemania y el de Catalunya (superficie mixta).

“Es una oportunidad para Citroën Racing para obtener valiosa información técnica sobre el C3 WRC del gran campeón”.

Video Test Loeb-C3 WRC 2017.



Barrio La Pesquera s/n
Carretera General
39770 Laredo - Cantabria
T. 942 603 100